10 razones para vender por Internet

Las nuevas tecnologías han supuesto un gran cambio para cualquier empresa o negocio tradicional, como ya vimos en la evolución del comercio electrónico en España hay más de 34 millones de personas conectadas a través de sus móviles, ordenadores y tablet. Este dato por sí solo ya sería un motivo imprescindible para que cualquiera se decida a vender por Internet, pero aún así te voy a indicar las principales 10 razones para tener un tienda online o participar en algún marketplace con tus productos y servicios:

10 razones para vender por Internet

1. Crecimiento de tu negocio

- “Facebook incrementa hasta un 42% sus ingresos durante el primer trimestre de 2015″
- “Crecen las compras de teléfonos Samsung en eBay.es tras el lanzamiento del terminal Galaxy S6″
- “Sport Zone apuesta por el ecommerce lanzando su tienda online con más de 25.000 artículos”
- “Vente-privee.com abre un nuevo almacén dedicado en exclusiva a alimentación y vino”

Incluso como puedes ver en las noticias anteriores, las empresas que apostaron hace años por el comercio electrónico siguen con su fase de crecimiento exportando a nuevos países o incorporando nuevas referencias, esto es señal inequívoca de que se puede vender por Internet cualquier tipo de producto: desde ropa o billetes de avión, hasta coches de segunda mano o cualquier tipo de maquinaria industrial.

Eso sí, tener en cuenta que no todo se puede ofrecer online de la misma manera y según el sector al que te dediques y al publico objetivo que te dirijas la manera de enfocar tu negocio virtual puede variar: tener tu propio ecommerce, participar en un marketplace, poseer un blog especializado, o incluso utilizar servicios de anuncios.

2. Competencia

Antes he comentado que se puede vender por Internet cualquier tipo de producto con independencia de su complejidad, sino hacer una prueba en cualquier buscador y poner “Comprar Tractor” o alguno de los artículos que vendas. ¡A que aparecen negocios que comercializan eso!, pues si dedicas un poco de tiempo a analizar a tu competencia tal y como comenté en su momento encontrarás a muchos rivales (tanto nacionales como de otros países), incluso puede que a algún proveedor tuyo que está saltándose la cadena de distribución para llegar al consumidor final. Todo este tiempo que tardas en considerar si montas una tienda online, lo están aprovechando tus competidores para captar a tu público objetivo y dirigirse a tus clientes fieles.

Si tienes la suerte de comercializar un producto que todavía no se vende online, la razón para impulsar tu negocio por Internet es todavía mayor. “Quien golpea primero, golpea dos veces”, si ofreces además un buen servicio conseguirás una excelente reputación de marca con tu ecommerce y estarás aumentando las barreras de entrada a nuevos competidores, ya que por regla general los clientes suelen ser fieles (tal y como muestra Nielsen es este artículo).

compite para vender por Internet

3. Mejorar servicio al cliente

En el artículo de Nielsen se puede concluir como los clientes valoran mucho los servicios de una marca para ser fieles o cambiar a un competidor directo. A continuación os relaciono algunas de las mejoras en vuestro servicio que os puede proporciona la venta online:

- Disponibilidad para comprar las 24 horas todos los días. ¿Cuantas veces habéis deseado ir a una tienda a buscar algo y al final no habéis tenido tiempo? pues con un ecommerce el cliente puede realizar el pedido cuando desee.
- Hay consumidores que buscan algo específico, te puedo asegurar que agradecerán mucho si les ahorras un viaje a tu establecimiento si antes pueden consultar en tu web la disponibilidad de esa referencia.
- Si además proporcionas información útil sobre tus productos o aportas algo adicional en tu tienda, será muy valorado por los clientes. A modo de ejemplo, en esta tienda de artículos de pesca te dan la opción de tramitar la licencia para pescar en vez de tener que desplazarte a un organismo oficial.

4. Establecimiento con menor coste

¿Sabes el dinero y el tiempo que cuesta abrir un establecimiento físico en cualquier calle del mundo? Alquilar el local, reformarlo, decorarlo, comprar inventario físico, pagar licencias, contratar empleados, colocar alarmas, etc.. y si encima quieres estar ubicado en la Gran Vía de Madrid el presupuesto necesario es mucho más elevado.

Una tienda online se puede hacer por cuatro duros, pero si deseas que funcione y tengas pedidos la inversión a realizar es considerable pero siempre muchísimo menor que si va a establecer una delegación física de tu negocio. Para ver con más detalle lo que cuesta montar un ecommerce puedes ver el apartado “Presupuesto necesario para una tienda online“.

5. Abarcar nuevas zonas geograficas

Al vender por Internet puedes alcanzar a clientes ubicados en cualquier lugar. Si vendes solo en España no me estoy refiriendo a una expansión internacional (ya que para esto debes tener en cuenta muchísimo factores), sino a conseguir pedidos de sitios donde sería impensable montar una delegación física.

Evidentemente la mayor parte de la población está ubicada en grandes núcleos urbanos, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística en Madrid hay censadas 3’2 millones de personas y en Barcelona capital 1’6 millones. Todo esta población suma algo menos de 5 mm, ¿no te interesaría poder vender los más de 40 millones que están repartido a lo largo de todo el territorio nacional?.

Casi el 90% de la población entre 16  y 44 años se conecta a Internet, y el porcentaje de usuarios que compran online cada vez es más alto. Así que evidentemente es interesante tener un ecommerce para llegar a cualquier usuario con independencia de su ubicación,

vender por internet para acceder a nuevos mercados

6. Conocer mejor a tus clientes

Tener una tienda online no solo te servirá para vender por Internet sino que además te ayudará a conocer mejor a tus clientes a través de los siguientes canales:

- Con la analítica web descubrirás que productos gustan más o cuales son las categorías menos preferidas, y otros aspectos cualitativos importantes de tus visitantes.
- Si utilizas servicios de opiniones como Ekomi o Trustivity podrás conocer comentarios del cliente sobre el servicio proporcionado en su pedido, sobretodo son útiles en las opiniones negativa para ver donde debes mejorar.
- Cuando se registra un cliente en tu tienda te está proporcionando su email habitual, con lo que puedes remitirle una pequeña encuesta online para conocer sus gustos.
- Seguro que vas a recibir consultas por email preguntándote si tienes un producto, una referencia, o si proporcionas algún servicio específico. Aquí ya te están dando pistas de lo que están esperando tus clientes potenciales en la tienda.
- Y sino te preguntan por el formulario de contacto, seguro que han utilizado el buscador de tu tienda. Da un vistazo a los términos de búsqueda que utilizan en tu web para detectar nuevos productos que puedas comercializar.

7. Ofertar productos sin stock

Imaginaros las veces que un consumidor entra a una cadena de tiendas y resulta que no encuentra el vestido de su talla. Se darán dos opciones: puede preguntar si tienen uno de su talla en el almacén, o puede irse a la competencia a comprarse un traje parecido. En una tienda online puedes ofertar todos los artículos que poseas con independencia de donde se encuentren ubicados (no hace falta que tengas todas las referencias en un único local físico) y de cuando lo tengas disponible.

Incluso se puede vender sin tener stock almacenado con el Dropshipping, con este método muestras los artículos en tu web y cuando recibes un pedido simplemente le solicitas al fabricante que envíe la mercancía directamente al consumidor final, sin necesidad que la mercancía pase por tus oficinas. Evidentemente esta forma de vender por Internet tiene muchas ventajas, pero también otro tipo de inconvenientes de las que ya hablaremos en el futuro.

8. Vender por Internet es una pauta de consumo

Muchos dueños de PYMEs no se atreven a iniciarse en la aventura del comercio electrónico porque se piensan que esto es algo pasajero y que solo compran online algunos frikis. Pues en la imagen de abajo os muestra que el Ecommerce es un fenómeno global que maneja muchos millones de euros en todos los países, además con una tasa de crecimiento anual cercana al 20%.

venta online en europa

En los datos reflejados sobre la evolución del comercio electrónico en España mostraba que cerca de 15 millones de personas habían realizado alguna compra online (a fecha de hoy seguro que son muchos más), ahora hay más seguridad en los medios de pago, las agencias de transporte tienen menos incidencias en las entregas de pedidos, la velocidad de conexión es mucho mayor, el internauta tiene acceso a más información. Todas estas razones propician el vender por Internet, ya que no se trata de una moda pasajera sino de un hábito de consumo cada vez más establecido entre la población.

9. Comodidad en la venta

Es más cómodo vender por Internet en comparación con un establecimiento físico en los siguientes ejemplos:

- No tienes que tener un empleado constantemente en la caja para cobrar a tus clientes.
- Cuando es verano no tienes el problema de que los usuarios estén agobiados de calor o congelados por el aire acondicionado.
- No hace falta que los trabajadores estén una noche para cambiar el merchandising de la tienda o reponer el stock de los lineales.
- Evitáis a los ladrones de tiempo, ¡cuantas veces os encontráis con una persona que está todo el tiempo preguntando y provocando colas al resto de clientes!.
- Por no hablar de los pequeños hurtos o cualquier otro tipo de riesgo como un incendio.

Evidentemente aunque sea más cómodo vender con una tienda online, no significa que no te encontrarás con otro tipo de dificultades que deberás gestionar o contar con personal cualificado para poder solventarlas.

10. Mejorar tu imagen de marca

La última razón por la que es conveniente vender por Internet es que indiscutiblemente mejorará la percepción que tendrá el consumidor sobre tu imagen de marca. Es más, en la actualidad muchos consumidores primero buscan productos de una tienda por Internet aunque con posterioridad vayan al establecimiento físico a comprar. ¿Os imagináis a Zara o El Corte Inglés sin tener la posibilidad de comprar sus productos online?, menuda mala imagen daría.

 

 

Estas son las 10 razones principales por las que cualquier negocio debería, como mínimo, plantearse para empezar a vender por Internet sus productos y/o servicios. ¿Conoces algún otro motivo más? ¿quieres compartir tus experiencias? estaré encantado de recibir tus comentarios.

¿Quieres mantenerte al día en el sector del e-commerce?

Suscríbete y conocerás todas las novedades al momento.

También recibirás GRATUITAMENTE tutoriales, plantillas, consejos, recomendaciones, opiniones de expertos y mucho más.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>